Blinis caseros

Renueva el sabor de tus tortitas americanas aprendiendo la receta de blinis caseros. Lleva a tu paladar lo mejor de la tradición gastronómica rusa y eslava con los deliciosos Blinis, unas tortitas caseras fáciles de preparar y que puedes acompañar en tu mesa con diversas comidas, lo que te hará la vida fácil a la hora de buscar un cambio de rutina en la cocina. A pesar de que normalmente estas tortitas se sirven con pescados o caviar, te darás cuenta que con un poco de creatividad, puedes lograr una experiencia de sabor inigualable.

Imprimir receta
Receta de Blinis caseros
Al tratarse de tortitas caseras cuya preparación nació con algunos ingredientes propios de su zona de origen, en esta oportunidad usaremos la harina de trigo sin blanquear en vez de hacer uso de la harina de alforfón.
Tiempo de preparación 10 minutos
Raciones
tortitas
Tiempo de preparación 10 minutos
Raciones
tortitas
Instrucciones
  1. En un recipiente grande, deberás colocar la harina junto con la pimienta y la sal. Calienta la leche hasta que esté tibia y disuelve la mitad con la levadura dentro de otro recipiente pequeño. Añade posteriormente el resto de la leche y mezcla todo bien.
  2. Haz la separación entre la yema y la clara del huevo, guarda la clara y vierte el contenido de la yema en el recipiente con la harina. A continuación añade la mezcla de la leche con la levadura y mezcla bien. Se recomienda usar varillas para que la mezcla quede correctamente fusionada. De este resultado obtendrás una especie de masa más líquida. Ahora cubre con papel transparente el recipiente grande y deja que la mezcla se fermente durante 1 hora en una zona caliente de la cocina.
  3. Luego de transcurrido este tiempo, bate la clara a punto de nieve añadiendo sal y añádela a la masa de los Blinis. Mezcla bien y con cuidado y coloca una sartén antiadherente al fuego.
  4. Lograr el efecto deseado con estas tortitas caseras será sencillo al llegar a este paso, donde debes verter medio cucharón de la mezcla sobre el sartén engrasado ligeramente con el aceite de oliva. Cocina a fuego lento para que las tortitas no queden crudas por dentro, dando vueltas para dorar por ambos lados. Repite este procedimiento hasta acabar con la masa.
  5. Sírvase bien caliente. ¡Buen provecho!
Comparte esta receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *